Responsive Ad Slot

LOCALES

LOCALES

"Elijo el anonimato porque tenemos miedo". Carta abierta de una Enfermera

martes, 20 de abril de 2021

/ by El Ojo de Ayacucho
Un enfermero que trabaja en el Hospital Municipal escribe una extensa carta a El ojo de Ayacucho, tras estar cansad@ de la situación.
El la carta que procederemos a publicar, la enfermera detalla lo que es vivir con un sueldo de 15.000$, como también malos tratos y la constante de no poder hablar por miedo a que los echen.

En otras ocasiones nuestro medio contó diversas historias, donde la jefa de enfermeras protagonizaba distintos malos tratos, como también amenazas a empleados. 

La carta:

 Elijo comenzar de esta manera, ¿cómo están?

En mi caso más o menos, tratando de hacer malabares para llegar a finde mes. ¿Alguien sobrevive con 15 mil pesos?

No me presente, ¿perdón, donde quedaron mis modales? Mi nombre es x, perdón por el anonimato soy de dar la cara y hablar de frente, atrevida y con dignidad, pero en este caso el que lo hace pierde y como sabemos bien, la situación no está para quedarse sin trabajo.

Empecé a estudiar enfermería.

Mi Carrera ideal ingenua de mí, me apasionaba ser personal de salud, ENFERMERA, el arte de cuidar dice la definición. 

Estoy a una mínima cantidad de materias de recibirme.

Aprendiendo, educándome, tratando de hacer lo correcto, pero como todos, tengo humanidad he cometido errores y aunque fueron mínimos, jamás atente contra la vida de un paciente.

Pero según la opinión de nuestros gestionantés, nosotros somos números y esclavos, 

Error déjenme decirles algo, somos enfermeros. la base más importante del hospital. 

porque doctores? Es un toque y me voy mas de 15 minutos, no se ven, sin embargo, quien está 24 horas con el paciente, ¿quién es? El enfermero.

¿Para eso se les paga dirán?

Hablemos de sueldo entonces.

$7.000

Este era nuestro sueldo en el año 2019 de ENFERMEROS SUBSIDIADOS así se nos llama actualmente, voluntarios con un sueldito municipal. hacemos exactamente lo mismo que un profesional, pero en negro.

Llego el caótico año 2020, la incertidumbre, el miedo, el desconocimiento a un virus que desato una pandemia. Aun siendo factores de riesgo, estaba el miedo a llevar el bichito a casa y perjudicar la familia. Imagínense, y si pueden póngase un poquito en nuestros zapatos, como nos trabajaba la cabeza, por el estrés, el cansancio, maltratos laborales y psicológicos.

El sueldo subió a 10.000

imagínense señores ansiar tanto la fecha de cobro para llegar al cajero y encontrar diez mil pesos.

¿Se Empieza a pensar pago los servicios o me alimento a mí y a mi familia? 

Me hace falta ropa viene el invierno, no eso puede esperar.

Elegia comer me adeudaba con el resto, después veo como soluciono, ELEGIR esa palabra empieza a ser horrible. parecía que trabajaba gratuitamente. 

¿Cuánta vida me costaba ese sueldo?

¿Se imagina señor intendente?

¿Se imagina señor director del hospital municipal de nuestra localidad?

¿Se imagina señora jefa de enfermeras de nuestro nosocomio local? No usted se olvido de que fue una enfermera como nosotras, usted es de quien mas recibimos maltratos y amenazas, humillaciones que nos vamos a ahorrar por el momento de contarla, pero si nos ponemos a revisar su historial deja mucho que desear.

Y me da mucha impotencia de que lo haga también con las chicas nuevas, explotarlas en vez de enseñarles.

¿Se imaginan doctores? No ustedes, son los intocables. Recuerdo una vez nos dijeron 

Es más fácil echar uno de los enfermeros y no un doctor, aunque el culpable sea el segundo.

Llego el famoso bono de $5000.

Unos estaban contentos.

Los contratados. Lo recibieron ellos primeros 

Nosotros luego, de lastima y porque se realizó una junta de firmas, de lastima para que no jodan se lo damos.

6 meses luego volvemos a los diez.

¿Adivinen qué?

Llegaron los casos positivos.

MIEDO

Si me pasa algo no llegue a ser nadie en la vida.

estábamos al frente de todo. Atendiendo pacientes, y arriesgándonos sin contratos, ni seguros médicos.

Trabajamos durante 4 dias,6 horas que a veces se hacen 7 por la exigencia, tenemos dos días de descanso (franco). que a veces no existen, horarios rotativos mañana tarde y media tarde. 

Sin posibilidad de otro trabajo. Vivís para el hospital, me dijeron ellos.

hoy ese sueldo de $10.000 se transformó en $15.000.

si dejaron fijo el bonito. 

¡NO SE PUEDEN QUEJAR!

REPITE CONSTANTEMENTE LA SEÑORA JEFA.

Quien amenaza con despidos.

¿Aun así a todos los nombrados anteriormente pueden vivir con eso?

No ustedes se quedan en casita.

Lo cual sabe muy bien cualquier ciudadano argentino No se vive, es mucha la impotencia nos sentimos desprotegidos y abandonados ojalá puedan ver este mensaje y nos puedan ayudar a que dejen de burlarse de nosotros, solo queremos un trabajo y sueldo digno sobre todo RESPETO. No pedimos más, no queremos planes de ningún tipo, solo lo que corresponde muchos se olvidan de que el sector salud es lo que sostiene una nación. 

La salud publica lo es todo.

Sin más que decir, un breve resumen de los que son mis días como enfermera.

Ah y por cierto señor presidente.

RELAJADOS LAS PELOTAS.


Don't Miss
© all rights reserved
made with by templateszoo