Responsive Ad Slot

LOCALES

LOCALES

EL OJO DE AYACUCHO: Nahir Galarza y una sentencia que hace historia: es la primera menor de 20 años condenada a prisión perpetua en el país

martes, 3 de julio de 2018

/ by El Ojo de Ayacucho

Desde la vigencia del Código Penal actual, nunca una chica de menos de 20 años había sido condenada a esa pena en la Argentina.

Cuando le disparó a su novio, una noche de verano en Gualeguaychú, Nahir Galarza no imaginó que iba a entrar en la historia criminalística argentina.
Clorinda Sarracán tenía 26 años cuando un tribunal porteño decidió que sería colgada en la Plaza de Mayo. Se salvó porque los vecinos de Buenos Aires juntaron 7.000 firmas -de los 90.000 habitantes que tenía la ciudad en 1856- y porque su hábil abogado -Carlos Tejedor, luego autor del Código Penal- deslizó que la condenada podría estar embarazada.
Clorinda estaba casada con un artista italiano de 60 años con el que vivía en Santos Lugares. Tenía 5 hijos y un amor secreto con el capataz del campo, un hombre más joven, con quien planearon el asesinato del pintor.
Los sentenciaron a la horca, pero la hipótesis de un embarazo en curso hizo posponer la decisión hasta que se cambió la ley y se derogó la pena de muerte. Clorinda terminó condenada a 10 años de cárcel.
Cuarenta años después, en Quequén -una localidad rural frente a Necochea-, una mujer llamada Francisca Rojas fue hallada herida en la garganta junto a sus dos hijos muertos, en su casa. Ella acusó a un vecino de haberlos atacado a los tres con una pala, luego de que ella se negara a entregarles a sus hijos, un varón y una nena de 6 y 4 años, para que el hombre se los llevara a su ex marido.
En el relato de los hechos, agregó que el asesino se había apoyado en la puerta de madera antes de irse. Y allí estaba la marca de cuatro dedos ensangrentados.
La masacre de Necochea que dio origen a las huellas digitales
Mirá también

La masacre de Necochea que dio origen a las huellas digitales

Lo que Francisca no sabía era que la Policía de la Provincia estaba desarrollando un sistema creado por un joven oficial nacido en Croacia como Iván Vucétic -anotado en la Argentina como Juan Vucetich- para identificar a las personas por las huellas digitales.

Las marcas en la puerta eran de ella y Francisca terminó condenada: al verse descubierta, confesó que ella misma mató a sus hijos para no dárselos a su ex marido y que luego intentó suicidarse pero sólo se hizo un corte superficial en la garganta porque no se animó.

Don't Miss
© all rights reserved
made with by templateszoo